4 ago. 2008

04/08/78


Me agarraron los 30, después de andarles escapando tanto.
Cumplir años.
Con la casa desordenada, la vida medio desprolija y el pelo suelto.
Con ropa lavándose de noche y el teléfono que ya empieza a estar inquieto.
En silencio por un rato, después de tanto ruido esta madrugada.
Cumplir años.
30
Con varias facturas vencidas y media cuenta pendiente. Con los "supestamente" por cualquier parte.
Con las voz más cansada, las manos más hábiles y los zapatos más gastados.
Con la cuerda tirante, la piel con brillitos y un beso guardado. La piernas doloridas del baile tan postergado y unas lineas apenas visibles al costado de mis labios. Lineas de risa. De andar. De cumplir años.
Con un perro por hijo y la vida tan llena de gente. Con otra noche rara a cuestas, con una decisión quizá mal tomada.
¿Otra más? .... y bueno.
Cumplir años y un festejo que no me resigno a truncar. Con la palabra a medio decir y un paso por dar.
Y en mi cabeza retumbando el "no me pierdas" que dije anoche. Tarde. Como siempre.
Me solté de esa mano y me perdí entre la gente, ya no estoy.
Cumplir años. Sí, 30.
No era para tanto, al final.
Son las 12.01.
El teléfono ya está sonando y llega presuroso el primer "FELIZ CUMPLEAÑOS".

*EN BREVE EL POST DE INVITACIÓN A LA FIESTA. EL 16/8. VAYAN AGENDANDO.