24 dic. 2006

Felicidades....

Felicidades....
Antes sólo bastaba un arbolito con luces que se prenden y apagan y una estrellita casi fugaz para que la navidad sea una Feliz navidad.
Y creía en aquello de pedir algún deseo.

Hoy los aniversarios se cumplen.
Los recuerdos se enredan.
Los corazones se rompen otra vez.
Las familias se dividen.
Las mesas se pueblan de algunos fantasmas.
Las 12 se acercan.
Los chicos que fuimos ya están crecidos.
Aunque sea navidad.

Parece que los silencios que duermen la tarde buena fueran a quedárseme para siempre en el alma.
Y la sensación de no tener todo aquello que hoy quisiera parece ganarle a la gratitud de tener a casi todos aquellos que quiero.
Y cómo siempre el árbol brilla.
Pero esta vez no esta mi abuela. Y me cuesta mucho encontrarla en las estrellas del cielo.

Y como siempre hay regalos. Pero me esta vez pesa un poco más la piedra del alma.
Y faltan algunos que siempre estaban.
Y ya no es tan simple como prender una estrellita fugaz.

Y justo cuándo las ganas de festejar no sé que cosa se me están por ir a dormir aparecen los amigos.
Prometiendo presencias.
Trayendo sus faltas.
Sus carencias.
Sus propias ausencias.
Sus lágrimas.
Animando la espera por verlos.
Dándole la N mayúscula que le faltaba a esta Navidad.
Trayendo a sus hijos.
Atajándome la lágrima que se arrastra cuándo se desata el nudo de mi garganta. Transformando el deseo de siempre en el gracias de ahora.

Sin que les importe que no este vestida de blanco, estrenado buenos augurios.
Sin que les importe que no sea la persona que esperaba ser y que no tenga el amor que planeaba tener.
Los de entonces,los de ahora, los de siempre, los ausentes.
Cada cuál traerá su chispita para encender la fugacidad de la estrellita que esta vuelta se me apago.

Los espero.
Feliz Navidad.

17 dic. 2006

Mas de cien palabras... by Vero

Unas de las mejores noches de mi vida en palabras de una de mis copilotos de aventura, Verito:

El tren que no venia.
El bondi que no paraba.
La estrategia para llegar con mucha gente.
El mp3 que 'se' guardo Caro.
La caminata por las vías.
La entrada en el templo.
El tío que sale a escena.
La emoción casi hasta las lágrimas.
La poesía que regalaba.
La cantada, la recitada, la prosa y el verso.
La gente, los hombres...
El calor.
La lluvia suave aliviando el campo.
Las pantallas flotando en el viento.
Los cantitos...
El ruido, mucho mucho ruido, bajo la lluvia que robaba protagonismo.
Tanto tanto ruido...saltando, disfrutando como nunca de un tema en vivo.
La lluvia que no dejaba ver.
El resguardo en el techito.
La huida fugaz.
El celu que no quería funcionar.
Todo mojado: el celu, los puchos, la plata.
La calle que no se veía.
La lluvia que dolía.
La decisión de vagar en forma intermitente entre la vereda y la calle.
La risa, la carcajada.
La caminata hasta la facu.
Los comentarios.
La bolsita que salvo mi celu.
Las carilinas mojadas.
La lluvia que amainaba.
La espera en la escalinata.
La vuelta de una noche mágica...probablemente irrepetible.
El mas grande trovador en la bombonera...
Increíble, impagable.Inolvidable.

29 nov. 2006

Imaginario

Caminaba por las calles teñidas del naranja de los jacarandás.
A veces, como recién lograba poner la mente en blanco pero al minuto ya estaba imaginando otra vez.
Levanta la vista arqueando la ceja por encima del lente de sus anteojos de sol y se imagina la toma fotográfica que podría hacer de aquella alfombra anaranjada.
Al instante otra imagen en su cabeza. La de aquel árbol al lado del lago. Los olores que se mezclan el olor a verano, el olor a navidad en la ciudad, el olor a norte tan distinto al del sur.
A lo lejos se huele la mezcla de un jazmín o dos o tres... Se le vuelve a erizar la piel.

12 nov. 2006

Arrullo

Hay algo dando vueltas en el aire....Se siente, se huele, se deposita en la piel.
Se disuelve como el polvo de las alas de una mariposa..dejando sólo el brillo satinado en las yemas de los dedos.
Vuela, se prende en mi pelo y me llena de azuquitar el alma.
Será el olor a verano, las noches al aire libre, las ansias por llegar.

Hay algo dando vueltas por mi mente. Por momentos me eriza las ideas y me suena tan conocido como aquella melodía.
Qué es? Qué está llegando?
Presintiendo lo intangible.
Pensando lo imposible.
Comiendo de la mano.
Escribiendo en las fotos.

Inspirando, respirando, volando.
Haciendo paciente la impaciencia y borrando la espera.

Cómo el olor del viejo perfume que saqué de la gaveta y que la otra noche, deje prendido en su desprolija barba.

Cómo ese encuentro dilatado pero siempre concreto.

Cómo un vino con las chicas y un billete escrito.
Hay algo despertando mi intuición.
Después de tanto tiempo de letargo. Apenas perceptible. Más irreal que efímero.
Está en la canción que canto mientras Julián se duerme en mis brazos y en la paz que le deja a mi alma.

Hay algo que deja atrás el estar siempre girando en círculos sobre le mismo lugar.

Como un arrullo que me canto a mi misma. Interno, propio, lejano...

8 nov. 2006

Nuestra historia sin fin

La última noche de aquel verano. El baile. El beso. El primero. El comienzo. La música de fondo. El cielo con las manos. La luna con una correa.
Los teléfonos prestados. Las visitas pactadas. Tus manos bajo mi campera. El invierno al aire libre. Recién enamorados.
Las cartas semanales, los chocolates diarios y el corazón arrullado.
Las familias, los hermanos, los amigos. Tener 15 años. Hace ya casi 15 años.
El árbol al borde del lago. Las vacaciones. Las primeras. El refugio en la playa. Nuestro lugar en el mundo.
Inconscientes, tan efímeros, tan certeros, tan reales, tan en serio.
Los dibujos, los retratos, los celos, las mentiras, las primeras.
Lo impensable. Destruida. La distancia, la primera de tantas por venir.

La otra oportunidad.
El orgasmo. El primero, el segundo, el mil. Conocerte de memoria, las formas, los gustos, los sabores, las marcas, la piel. Desearnos... a diario.
Las materias. El trabajo. Hacerse grandes. La casa por construir. Los hijos por venir. Las montañas. La piel quemada. La expedición.
Las culpas. Las otras mentiras.
Las almas casi gemelas, por caminos distintos.

La distancia otra vez. Profunda. Enorme.
Adormecerte de dolor. Roto hasta en las muecas. Llorando hasta en los sueños. Morirte de pena. Saber lo que se siente.
Y yo guardandote en el cajón del desvelo y las cuentas pendientes.
Y no olvidarte nunca. Jamás.

La última oportunidad
La otra primera vez. El viaje al paraíso escapándonos del final. La cama con flores, las noches desenredando sábanas y acomodando esta historia. Planeando.
Las velas, el yeso. La mujer que empecé a ser.
Amarnos tanto, tan dispares, tan juntos, tanto tiempo.
La seguridad de tus brazos. La inseguridad de mi alma. Hacer lo posible. Esquivarte la mirada.
La angustia, los gritos, los celos, volver, soportar. No puedo sin vos, no puedo conmigo.
La mentira. La última. La furia. Las lágrimas y ésta historia concluida más de cien veces...

La vida que sigue, los años viniendo, los buenos recuerdos. Saberme tu historia. Qué seas la mía. Saber que soy aquellos que fuimos y que habiendo mil amores.. nunca uno como el que tuvimos.
Idealizarte, demonizarte, volverte a idealizar. Perdonarte. Perdoname.
Buscarte siempre en esos ojos y encontrar algo tuyo en los otros hombres que amé, en la mujer que soy, en la niña que fui y que te regalé una vez en aquella cama rosa.

Y dirás una y mil veces que escribo y hablo difícil. Que doy pasos en falso pero siempre te bastó con mirarme por dentro para encontrarte.


Y nuestro último recuerdo, el menos gastado y más reciente. Hace poquito. Justo en uno de esos días en los que se me estrujan las certezas.
Verte aparecer tan de pronto, como mil años después. Inesperado. Presentido. Con el andar de siempre. Ir corriendo y sin más colgarte un abrazo del cuello y decirte Ahora estoy bien ¿viste?.
Hablar en la clave que nos dan las anécdotas, la vida compartida.
La complicidad. Las manos. La humedad de las pupilas. Tu historia. La mía. La misma.
Vos, yo y afuera el resto del mundo.
Acompañarte, cruzar la calle, abrazarnos, verte subir al auto.
Agradecer por lo bajo que estés cerca y que seas feliz.

Y finalmente, escribir estas palabras que no se parecen ni de cerca a la historia que quise regalarte. Y las frases que no se aquietan en mi cabeza. Y la mano que me tiembla. Y el fin del párrafo inminente. Y el universo entero de momentos que se me quedan encerrados. Y las sensaciones indecibles que se me agolpan en la memoria. Y lo muchísimo que me cuesta terminar este texto.

Por que siempre, lo más difícil de toda nuestra historia fue poner el punto final...

2 oct. 2006

Cocina

Poco menos de un año después me le animo otra vez a la cocina. Más allá de las leyendas que circulan sobre mis (pocas) aptitudes culinarias, lo que me detenía hasta hoy eran los temores a los vagos recuerdos.
Entonces; en el umbral de esta otra cocina con una bolsa en cada mano y un nudo en la garganta doy el primer paso pensando que después de todo aquello, nada puede ser tan difícil.
Ni siquiera preparar lo que alguna vez fue el plato preferido.

Saco la tabla, agarro la cuchilla y noto lo liviano que parece todo ahora.
Primero los zapallitos, después las berenjenas, seguidos por el ají y la cebolla. Finalmente la zanahoria porque aprendí a dejar para lo último lo más difícil.

Mientras intento hacer lo mas parecido a un corte en juliana, Bronco moviendo la cola, espera cómo entonces que algo se caiga de la mesada para engullirlo sin que le importe en lo más mínimo que sea un grano de pimienta, un brote de soja o un lágrima.
Cómo entonces también el aceite de oliva salpicando en la sartén y el desorden de bolsas ocupando la mayor parte de la mesa.
Cómo entonces, mientras preparo una salsa con algo de tomates me trago una angustia que a diferencia de entonces ahora es más digerible.
Condimento con sal, pimienta y media lágrima esperando que sea, de una putísima vez, la última que se me cae.
Además le agrego el alivio de mis manos, la certeza de no querer más lo que no quiero y finalmente antes de volcar a olla, le tamizo una sonrisa y le canto de una canción.
A fuego lento se cocina entre el revuelto, el último vestigio de mi pena.
Afuera llueve y parece que adentro entre un abre latas y las cucharas sucias no se extraña tanto no extrañar.
Y justo cuando parece que flaquean mis fuerzas ante un deja vú de olor a salsa de soja mezclado con el olor de casa me emborracho con un sorbo de la resistencia casi añeja que se quedo en mis entrañas.
Sirvo en un plato igual de azul que los que tenía. Pero más profundo. Un vaso de coca light edulcorada con otra sonrisa.

En el fondo de la olla quedaron los rastros de algunos sueños quemados y pegado a las sobras de cebolla ennegrecida empiezo a dejar el miedo a cocinar y a transcurrir.

De postre planeo la cena de esta noche con amigos.

Esto sí que es comer sano.

25 sep. 2006

Fragmentos




Desarmadamente armada...
Armame.

Orígen

De manos amigas, conciencia tranquila y esperanzas cansadas.De trabajo constante, respaldo incansable. Anticipo de anhelos.
Noches insomnes, madrugadas tempranas, esperas despierto.
Invierno, verano, mochila cargada, corazón tierno.

De amores eternos, hartazgos constantes, fuerza medida y gritos callados.
Palabras claras, certeras, a tiempo.

Tiene en los ojos el sueño gastado de verme de blanco y lleva en sus brazos las ansias de alzar a mi hijo.
Escribe carteles en mi almohada empapada. No me deja olvidar y se traga en angustia la culpa que le genera querer que yo sea lo que no soy.
A veces lo decepciono, a veces se arrepiente de lastimarme.
Es que aún no sabe que me ha salvado… tantas veces.

El cauce de mi río, mi árbol plantado, mi barrera, mi horizonte, mi país limítrofe.

Llora cada uno de mis llantos, me abraza y vuelve a llorar. Se calma, se desespera, se vuelve a calmar. Es que él no tiene talón de Aquiles pero tiene a mí.

Y cuánto sabe de mí sin preguntarme! Y cuánto reconozco de él en mis silencios!
Qué no daría él para llenar mis vacíos, para aplacar mis angustias y desenredar mis caminos.
Es que aún no sabe cuánto ha hecho por mí con su ejemplo.

Mis cosas no dichas, mis ojos cansados, mi ancestro, mi vida, mi nombre, mi sangre, mi historia, mi herencia, mi temor a perderlo.
Mi cimiento, mi raíz, mi patria, mi tierra, mi hogar, mi espacio, mi tiempo, mi exilio.

Primer abrazo, primera palabra, primer perfume, primeras flores.

Mi arraigo, mi vida, mi abrigo. Mi Papá.

15 sep. 2006

De tal palo....

http://www.fecunditas.com.ar/procedim5.asp

Lo vengo pensando. Hace unos meses. Llegado el caso. Es mi opción más probable. En serio.
Fecha límite : los 35.
Al que no le gusta que no mire.

29 ago. 2006

La intermitencia de las historias de andenes

Estaba en el 60. Muy tranquila. Acostumbrándome al sol para mí solita.
En el mp3 sonaba Contigo de Sabina.
Entonces lo ví. Sube al colectivo. Un poco despeinado. Igual que yo.
Miráme, miráme, miráme, miráme. Ups me miró.

Camina por el pasillo. Se para frente a mí asiento. Dice hola.
Me dispongo a contestar??.
El Sr. sentado a mi lado dice :- Hola tanto tiempo!
Entonces me enteré que es músico, soltero , que da clases particulares y que bajaba en Congreso para tomar el subte. Igual que yo.

Bajamos juntos del colectivo. Bajamos juntos por la escalera del subte.
- Pasa vos primero, dice. Tan grave la voz. Tan releído el libro que lleva en la mano.
- Gracias, digo.

Y de repente desaparece. Entre la gente. Y yo tan enamorada.
Bajo la escalera haciendo el duelo de la separación. Añorando sus ojos escondidos detrás de sus lentes finitos y esas manos tan de músico que da clases.

Entoces lo veo entrando al mismo vagón. Tan previsible. Tan poco casual. Tan prolijamente desprolijo.
- Hola de nuevo, dice.
- Hola, digo. Y hasta las orejas se me ponen rojas de verguenza.
Tan mi estilo. Tan mi tipo. Tan mis ojos preferidos. Tan lindas las manos. Su clavícula tan cómo a mí me gusta. Tan sentado frente a mí.

Mientra el fingía leer el libro y yo fingía no mirarlo nos cruzamos una galaxia de miradas. Y auque se que el escote ayuda, increiblemente EL no lo miró. Sólo los ojos.

Y así sin más llega Olleros.
- Bajás acá?, dice.
- Aja, digo.

Cómo si nada se abren las puertas. Cómo si no fueran las culpables de la imposibilidad de tantas historias. De la intermitencia de tantos amores. Tan fugaces.
Bajo y me quedo mirando cómo me mira por la ventana. Y el subte arranca.
Y me quedo parada en el andén mirando cómo se aleja el tren. Tan ajeno a las historias de andenes. Tan cómo en las películas.
El saludando por la ventana con su mano de músico.
Tan cómo a mí me gusta.

25 ago. 2006

Are you ready????

Tiempo de descuento.
Esta tarde es mi anteúltima sesión de análisis.
Por los próximos 15 días mi terapeuta estará de vacaciones ( eso significa que necesita vacaciones? de qué? de mí? ).
Ahora bien, ella de vacaciones 15 días implican 6 sesiones menos para mí (si voy tres veces por semana) por lo tanto y para pensar en positivo ya estoy viendo en que puedo gastar la plata que me ahorré de esas sesiones.
Para que no digan que tengo dependencia.

Igual voy a necesitar que me apapachen....

24 ago. 2006

Primer día soleado del final del primer invierno....

Y entonces? El sol nunca brilló tanto. Mentira!!
El olor a flores tan temido.

El recuerdo de la ropa secándose en otro sol
y yo secándome en la cocina.

El primer día de sol y Bronco rascando la puerta para volver a correr en círculos.
La luz de aquella ventana por la mañana.
La lluvia congelando aquella cama.

La música que ya no duele.
Un cigarrillo.
El sol en la cara.

La vida robada.
Los objetos perdidos.
Los años pasados.
La tierra marchita.
La casa abandonada.

El primer día de sol del final del último invierno.
Las caderas en movimiento.
La sonrisa esbozando.
La vida arrancando hace un tiempo.

El primer día de sol del final del último invierno.
El primero sin vos. Al fin.
El primer día de sol para mí solita.

17 ago. 2006

No es lo mismo...

Se que no es mi estilo, que no sigue el criterio ni la temática del blog pero tenía que hacerlo
Siguiendo la temática de ciertos mails que estan circulando....
No es el mismo un barco rengo que un yate cojo....

Disculpen

15 ago. 2006

Supongamos

Supongamos que somos amigos. Lo creemos. Esta bien que así sea. Supongamos que el miedo es confundirnos. Sólo eso. Entonces también supongamos que los siguientes diálogos nunca existieron.

C:- Tenés fiebre. Andá a tu casa.
XX: - Caminemos. Agarrate de mí.
C:- En serio no me ofendo. Andá a la cama
XX:- Hace tiempo no te veo. Estas más morocha? Estas más hermosa? Tocáme de nuevo
la frente...... Definitivamente quiero quedarme.


Otro
XX:- No quiero que te confundas.
C: - Yo no me confundo. Y vos?
XX:- Me siento un pelotudo.
C: - Haces bien.
XX:- Andate. Mejor me voy yo.
C:- Mejor quedemosnos los dos.


Otro
XX:- Para mi no es tan fácil separar las cosas.
C:- Para mí tampoco. Pero es lo que nos queda.
XX:- No quiero lastimarte.
C:- Paradójicamente me siento segura.
XX: Te quiero más que a mis manos.

Otro:
XX:- Hoy estoy con fiebre. Pero te llamo y voy otro día.
C:- Ok. Te espero. Bye.
1 semana después y agradeciendo por lo bajo que no vino ni llamo, pienso "esta bien su ausencia. Esta vez le tocaba a él confirmar que sólo somos amigos" o eso suponemos.

De fondo y a lo lejos sonaba "Moon River" de Frank Sinatra .

10 ago. 2006

Lo que el dinero no puede comprar

Costo de servicio $ 7
Recargo por entrega a domicilio $ 10
Valor de ticket para campo $ 100
Gasto de emisión de resúmen $ 6 más impuestos
Reemplazo en el trabajo $ 20
Tener dos entradas para ver a Sabina en el 16/12/06 en Boca
!!!No tiene precio!!!

5 ago. 2006

Felíz Cumple



A los que llamaron. A los que vinieron. A los que escribieron. A los que llamaron, vinieron y escribieron. A los que salieron en las fotos. A los que compraron la máquina. A los que por suerte no llamaron, ni vinieron, ni escribieron. A los que saludaron desde el cielo. A los que llevaron regalo. A los que llevaron su presencia. A los que compraron flores. A los que saben que no pueden estar ni cerca. A los que se acercaron después de mucho tiempo. A los que me ayudaron a organizarme. A los que me dieron a mi ahijado. Y a su hermano. A la que compró la torta y me acompañó todo este tiempo. A los que vieron el cambio asintiendo con la cabeza. A los que faltaron por primera vez o segunda o quinta. A los que no van a volver más. Al de la noche anterior. Al de esta noche. A los de mañana al mediodía. A los que me olvidé de avisar. A los que no quise avisarles. A los que leyeron el post del año pasado. A los que lean sólo este. Gracias.
Ayer cumplí 28.

30 jul. 2006

Creer o Reventar.... ¡¡¡Reventar!!!



No creo que lo importante sean las buenas intenciones
Ni que me quieran a pesar de todo
No creo que tenga que seguir contra viento y marea

No creo que afuera hay algo mejor esperandome
Ni que la verdad está adentro mío

No creo que todos los caminos conducen a Roma
Ni creo en darle tiempo al tiempo
No, no y no mil veces..

No creo que sea por mi bien ni por el tuyo ni por el de todos
No creo confundirme
Ni creo tener toda la razón. No la necesito

No creo que quiera esperar mas tiempo
ni que tenga tanto miedo a cumplir 28 ni 30 ni 53

No creo haberme perdido la mejor parte
No creo haber sido el alma de la fiesta
Ni el último orejón del tarro

No creo haber intentado todo
Ni creo haber perdido tanto
Mas se perdió en la guerra?
mmm... no creo.

No creo que te guste tanto
No creo que no podamos ser amigos
No creo que podamos seguir viendonos

No creo que me entiendas
No creo que me juzgues
No creo que me dejes afuera


No creo que voy por mal camino
Ni que sigo la buena senda

No creo en el destino....
Por suerte el mío me anda esquivando.

20 jul. 2006

Tipos

Los de toda la vida
Los nuevos
Los de siempre
Los perdidos
Los del alma
Los que dicen la verdad aunque duela
Los que no dicen nada
Los que llaman a cualquier hora
Los que no contestan los llamados
Los que todavía no conozco
Los que olvide
Los que tienen "privilegios"
Los que los tuvieron
Los de la infancia
Los de una noche
Los de verano
Los imaginarios
Los reales
Los virtuales
Los de las fiestas
Los que se fueron
Los que estan por venir
Los que recien llegan
Los que estan enquistados en la memoria
Los que estan en mis fotos
Los que no tienen nombre
Los que me llevan por el mal camino
Los que me traen de vuelta

Mis amigos, los que hoy presentes o no llenan mis días.

5 abr. 2006

Las palabras y sus imágenes. Mi significado


Descubrir, aprehender. Tu primera vez.



Confiar...


... a pesar del miedo.



Esperandote...


Las de siempre, la que falta. Morirse de risa.
Extrañar, a pesar de todo.



Libre?


Gracias infinitas, por todo. Por siempre.

28 mar. 2006

Mi abuela en su nube rosa....


Canción de las nanas
Tengo una muñeca
vestida de azul
con su camisita
y su canesú.
La saqué a paseo,
se me enfermó,
la tengo en la cama
con mucho dolor.
Esta mañanita
me dijo el doctor
que le dé jarabe
con un tenedor.
Dos y dos son cuatro,
cuatro y dos son seis,
seis y dos son ocho
y ocho dieciséis;
y ocho veinticuatro
y ocho treinta y dos,
ánima vendita
me arrodillo en vos.



Abuela pensabas que me había olvidado? te sorprenderías de las cosas que me acordé en estos días. Me pregunto si es relamente la memoria o sos vos que me las soplas al oido desde tu nube rosa. Te extraño.

7 mar. 2006

Ni una cosa ni la otra.....

A partir de este post http://aprehendiendo.blogspot.com/2005/05/viernes-nostlgica-alegra.html surgió una discrepancia sobre el significado de las palabras nostalgia y melancolía. Pasado casi un año de aquello tengo que dar el brazo a torcer y asumir que por definición (sólo por definición) Smart tiene razón, ni nostalgia ni melancolía tienen que ver en lo absoluto con la alegría. Ahora bien, en mi defensa podría decir que significado no es igual que sentido y que por aquellos momentos me embargaba la melancolía(ver definición a continuación).

Hoy prefiero redefinir la "nostálgica alegría" de aquel viernes como emocionantes y alegres recuerdos (ahora no me vengan con eso de que vivo en el pasado y reconozcan mi progreso emocional che!!!)
Para aclarar un poco el panorama las definiciones del diccionario:
Nostalgia: Sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la pérdida de alguien o algo querido.
Melancolía: Estado patológico caracterizado por una depresión profunda acompañada de diversas alteraciones físicas y de comportamiento

2 mar. 2006

Seré yo o algo no funciona?

Hoy en un rapto intelectual intenté buscar en internet un libro de filosofìa que perdí en una de mis varias divisiones de bienes.
Por su puesto la idea no era comprarlo si no mas bien bajarlo de alguna página que gratuita. Con esa consigna me metí diversos buscadores con el lema libros+gratis+filosofía y para mi asombrado horror derivó en obras como:
537.html">"Aunque tenga miedo, siga adelante" de ROBIN BOOK; "PERDONAR" de Robert Casarjian; "EL Alquimista" de Paulo Cohelo; " y demas yerbas.
Creyendo que había caído en un error de tipeo agregue el apellido del autor que estaba buscando pensando que de esa manera me alejaría definitivamente de la sección autoayuda. "Adorno" (tal es el apellido de mi apreciado autor) lejos de llevarme al título que esperaba ("dialéctica de la ilustración") me trasladó hasta el siguiente link:
http://www.elalmanaque.com/libros/castellano/fengshui.htm.

De haber imaginado alguna vez que la postmodernidad uniría (aunque mas no sea por un error de interpretación analógica) la teoría crítica con la decoración zen no hubiera dudado en recurrir directamente a la librería mas cercana.
Si fuera supersticiosa creería que es una señal para encontrar la luz en los libros de autoayuda pero por ahora prefiero el diván.

19 ene. 2006

Up date

Recordar:
Que con banda ancha se puede hablar por teléfono y navegar.
Que con el teléfono inalambrico se puede caminar y hacer otras cosas mientras se habla.
Que el celular no se retroalimenta por lo tanto hay que ponerlo a cargar.

Wish list (tìtulo robado a Smart)

Quiero ....
Que se pase pronto y no deje secuelas
Dormir sin sobresaltos
Encontrar el sentido
No cargar con la culpa
Sacarme la piedra del alma
Curar a mi perro
Ir a la playa con Mateo
Mudarme a un ph con jardín
Que depilarme no duela
Que pasen buenas pelis en el cable para los momentos de insomnio
Que García Márquez escriba la segunda parte de 100 años de soledad
Que los amigos entiendan
Que los recuerdos no duelan
No lastimar al que me quiere
Aprehender, siempre
Llevarte conmigo
Que la lágrima que acabo de secar sea la última
Encontrarnos
Mi ropa
Mis libros
Mis discos
Mi vida
Que ya no duela tanto
Que ya no duela
Quiero...


* Post femenino y cursi

4 ene. 2006