21 nov. 2007

PARA MÍ MISMA


Andabas por ahí con esa incertudembre a cuestas, pensando de dónde salió así de la nada.
¡Es que a veces sos tan desmemoriada! No sé si es eso o que te haces la distraída. Si ya sé que tenés tendencia a evadirte. Te gusta el escape pero si lo pensás bien bastante cargo te has hecho últimamente ¿no? Eso de ir teniendo claro que te metés solita en determinados lugares, que te buscás solita determinados momentos no es poca cosa.
¿Te das cuenta nena? Te paraste sobre tus propios pies y no importa si a veces estás descalza, con tacos o desnuda. Te cargaste unas cuántas mochilas, es cierto, pero todavía algunas gentes ven tus ojos brillantes. ¿Que es eso nuevo que tenés en la piel? Vida nena, descubriste hace tiempo ya, que estas tan viva y se te sale por los poros ahora. ¿Incertidumbre decís? Y sí pero no te vayas a frenar por eso ¡¡eh!! Fumate todos los cigarrillos que quieras que igual el miedo va a seguir estando.
Así que, corazón, andá destrabando la mandíbula que no sos perro de pelea.