11 abr. 2012

Otro mundo

Tener entre las manos tanta nada, tanto tiempo


Gritá, mi amor, gritá antes de que tu alma se muera.

Y tu voz en mis oídos
Tu primavera con mi nombre y nuestro verano en el olvido.
Entre el desorden de unas cajas, dejé perdidos unos cuantos sentidos
"A lo lejos alguien canta. A lo lejos" escribió Pablo en el exilio.
Se fue mi risa. Me queda todo.

Tan solita, entre tanta gente
Me soy infiel a mi misma cuando me resigno
La historia que nos esperaba se quedó en tu playa
Y tus luces siempre brillan, del otro lado del río

No, no te asustes Corazón, que el amor para mi es un cuento chino.