11 abr. 2012

Casi puedo verte, cuando cierro los ojos. Es como si te viera mirarme. Escuchando la canción que no cantamos. Sentir como si nunca te hubiera tocado. Estremecerme con tu voz de desgarro. De cuando estábamos vivos, penando el destierro al que nos condenamos.
Desolado dijiste esta noche.
Te quiero Caro, dijiste una noche.
En otro carnaval. Llenos de nada.
Tan vos. Tan yo. El mundo ya giró.
Oliverio, no mires para abajo.