5 feb. 2009

"El Tiempo está después"


Era de noche y lluvia
Noche de último día y viento
De viaje. De irse lejos.
Y que te sentaste al umbral de mis piernas
Que mis ojos lindos y el acorde roto de tu guitarra guerrera.
Y vos, con tus manos certeras y yo con mi risa de urgencia y una cerveza
En un juego chiquito, en una playa desierta.

Queda larga y lejos la ausencia,
queda cerca el camino que me trajo de vuelta
Y tiene tu voz algo extraño, que amansa y quema
Y tienen tus ojos que esquivo, un miedo que aterra.
Y tengo en mis manos un poco de agua y en la piel algunas miserias.

Hay ruido a mares y vientos
Hay lejos una isla de piedras
Farolitos en las calles
Valizas se camina

Nos dimos lujos prohibidos entre humos y limas
Borracho de olvido y risa
dijiste que me querías
Ni tanto, ni tan poco
Yo también te quiero, mi vida

Juguemos a que todo vale
Juguemos a que nada duele
Juguemos dale, que ya viene el tiempo
Juguemos a que ya no duele

Cuantas promesas quisieras hacerme
Cuantas noches más quisiera pedirte
Pero vos no sos de los que prometen
Y yo no soy de las que saben pedir

Y acá estamos, en la mitad de este plazo de amor por días
Con unas cuantas lágrimas en la arena
Con unos pocos días que quedan
Tan iguales nos veo a veces
Tan hambrientos de un buen amor

Quisiera que pudieras aprender en un instante,
las historias que me quedan por contarte
Se vivir un poco la vida
Se cansarme de olvidar
Se que busco, pero igual me encontraste

Arde el alma, quema el cuerpo
Y ahí quedamos, a las puertas de esta playa
con tu guitarra al hombro y mis letras desprolijas
No te quedes a sufrir

Dame un abrazo más y llevame un rato a volar
Y que se joda el tiempo
y mi Buenos Aires querido
y tu Montevideo tan lejos...