6 oct. 2008

Respirar

Respiré profundo entonces.
Y habiendo hecho todo lo que podía haberme dañado me sentí sana.
Dejé de pensar. Y fui un poco más libre.
Cambio miedos por respirar
¿Será el cambio de aire? ¿El olor a vida?
Cambio ir con cuidado por abrazos, vueltas por sol, prejuicios por risa, preguntas por bailes, silencios por besos, prudencia por siestas. Conozco mis límites.
Y soy todavía un poco más libre ahora que intento soltarme, el pelo y el alma. Mirar a los ojos a cambio simplemente de otra mirada.
Respiro profundo y estoy sana.