5 may. 2005

Desnaturalizar los sentidos

Hoy al leer el diario via internet, me detuve en el siguiente titular

"INSPECCION OCULAR EN EL BOLICHE DE ONCE
Volver a Cromañón

Todavía están las huellas de las víctimas"
(http://www.clarin.com.ar/diario/2005/05/05/sociedad/s-03201.htm)
Después de leer la noticia sentí una angustia similar a la de ese día. La muerte en si misma con lo absurdo del caso y más allá de los vericuetos y resoluciones judiciales volvió a aprecer.
Trabajo a sólo 7 cuadras de Cromañon y sin embargo por momentos durante estos 5 meses me he perdido en la concepción del "allá lejos y hace tiempo". Dicen que en las paredes quedaron impresas las manos de quienes se deseperaban por salir, cómo pinturas rupestres de una era de barbarie. Mochilas , celulares, zapatillas.... rastros, huellas, pistas que sacuden el espíritu del lector que cómo yo, ha naturalizado e internalizado el horror.
Y nadie cercano a mí ni a mi entorno estaba en Cromañon ese día pero eso no es un alivio. El 31 de diciembre a las 12 de la noche todos los que se reunieron al rededor de mi mesa teníamos los ojos llorosos.
Las noticias y el paso del tiempo han ido borrando las imágenes de la mente, los medios han transformado a Cromañon en una batalla judicial de fojas y acusaciones cruzadas. De a poco se han perdido en el tiempo las historias. De a poco siento que mis sentidos se han habituado, acostumbrado a este mensaje mediático que todo lo reduce a liberar o no a Chabán o a juntar firmas para plesbicitar a Ibarra entre otras cosas. Cromañon se ha transformado en una causa judicial.
Hoy esta noticia es una cachetada a mi conciencia. No quiero caer en el reduccionismo político y mediático, no quiero protestar por que una marcha para reclamar justicia corta la 9 de Julio justo cuando tengo que volver a mi casa, no quiero pensar que todo va a seguir igual, no importa lo que pase ni quedarme con la idea de que unos tipos manejan todo.
Hay manos marcadas indeleblemente en las paredes de Cromañon. No quiero acostumbrarme a la barbarie. Me siento triste y quisiera llorar.