25 ago. 2005

Había una vez....(metáfora de un romance.)

Había una vez una chica que no era ya tan chica cuándo conoció a un chico que parecía grande pero en el fondo era un chico.
Se buscaron a destiempos y por suerte se encontraron a tiempo.
Se miraron fjo infinitas veces y apesar de ser tan temerosos se regalaron algunas noches con velas. Se husmearon,lamieron, miraron, tocaron,durmieron y soñaron.
Se juntaron y a la vez se despiedieron sin el gusto habitual de las despedidas. Quedaron los mejores aprendizajes para seguir el camino con la única historia pasada que no tiene un final y mucho menos un triste final.
El recuerdo aparece en sueños aveces, cómo anoche y alegra los días.
Es una historia sin las tempestades del amor; concreta; con la certeza de no ser platónica y que dibuja alegría ante cualquier evocación.



Para que la continuen los lectores en su mente. Pueden darle el final que no tiene, pueden preguntar, comentar o simplemente dejarlo como está. Eso es lo que hice yo.